miércoles, 14 de febrero de 2024

MANUAL DEL PERGEÑADOR DE MICROCUENTOS

 

MANUAL DEL PERGEÑADOR DE MICROCUENTOS 

 

1. Elige un personaje que deambule por la acera (mendigo, zapatero, dependienta…). A los héroes de bronce ya les urdieron su epopeya. Ahora la gente sin historia espera contar la suya. La nuestra; la tuya. 

2. Nómbralo —la identidad del personaje determinará su andar. 

3. Hazlo andar por su mundo: la calle, la zapatería, el mercado… 

4. Actívalo —la acción, el movimiento, es imprescindible en el despliegue de su historia.

5. Puedes describirlo con un rasgo físico o sicológico. Si no lo haces, sus acciones y pensamientos lo describirán. 

6. Enfréntalo a un conflicto —no a cualquier dilema: al que lo define como héroe de esa historia, su historia.

7. Confrontándolo así, quizá se redima por el dilema, o muestre su lado más humanamente salvaje. 

8. Elegidos los elementos y puestos en práctica sobre una hoja en blanco, o en el procesador, revisa de cada vocablo su propiedad ortográfica, los signos de puntuación, la palabra necesaria y justa. Poda las sobrantes. 

9. Revisados estos elementos, pasa a la historia, que no debe contener huecos, ni ambigüedades, tampoco anécdotas secundarias, personajes innecesarios o tramas en germen, a los que debes podar sin piedad. Toda historia narrativa es una esfera, perfecta en su circunferencia y redondez. 

10. Cuida su final. Aquí se redime tu héroe, o se consagra al lado oscuro del alma humana. Procura hacer el bien o asesina. 

11. Titula tu relato. El título sinópticamente contiene la historia, además de reflejar rasgos del estilo. Por ellos —título, historia, estilo— se concreta la visión de la humanidad y el mundo del escritor; en otras palabras, la ideología del autor. 

12. Revisado y corregido, léelo en voz alta, de esta acción saldrán enmiendas. Adáptalas y adóptalas a la naturaleza de tu estilo e historia. 

13. Guarda tu historia por un tiempo, aléjate de ella (un día, una semana, un mes…, sólo tú sabrás cuánto), después vuélvela a leer y corregir. El tiempo acontecido filtrará sus imperfecciones. 

14. Transcurrido el tiempo, es momento de enviarla al editor, o de fundirla en el libro cuentístico que preparas, ya de minificciones o de cuentos. 

15. Publicar tu cuento en una revista, ganar un premio o integrarlo a un libro, es el mayor estímulo y reconocimiento para un escritor de historias breves, canónicas o novelares. 

16. Finalmente, escribe día a día. Elige el momento, el espacio y las horas que le dedicas a tu escritura. Tal vez una hora, tres o nueve en tu empeño narrativo basten por la mañana, durante la puesta del sol o por la noche ingrávida. Sólo tú sabrás elegir el tiempo que te ofrezca mayores estímulos para entretejer tu ficción. La duración blandiendo el lápiz concede oficio, disciplina y dominio de la técnica cuentística. La mesa del comedor, la cama o la cafetería, incluso la sombra benévola de un jardín, son escenarios idóneos para poner en práctica la escritura. Adopta el lugar que te reconforte y anime a contar, repetir, plasmar la fabulación de la gente con historias. 

Adelante, el lápiz y la hoja te aguardan. 

martes, 13 de febrero de 2024

JP parle de sa thèse




TIRO DE GRACIA 

 

Cuarta de forros 

 

Cuando despliego Tiro de gracias. Ficciones breves me hallo con los temas que pulsan la escritura narrativa de Marco Antonio Campos: las figuras del poeta logrado o frustrado, la pintura de los maestros renacentistas, la infancia, la música, la memorabilia familiar. Sustratos que se prolongan de su libro anterior, El señor Mozart y un tren de brevedades (2004; 2018), igualmente integrado por ficciones breves donde las palabras se rigen por una economía léxica del equilibrio; es decir, por la palabra justa y exacta que ilumina el hecho que vislumbra. Asimismo el humor y la ironía campean por estas ficciones que se quieren sucintas, aunque colindan con otras narrativas apegadas al cuento canónico. Sus personajes infantiles viven en su inocencia, las colegialas despiertan placeres confesables, las mujeres las presenta en las ondulaciones de su madurez, inteligentes y bellas, plenas de maldad algunas. En el centenar de folios que da consistencia a este volumen también la protesta social importa, así como la violencia que hampones y otros canallas imponen a una sociedad adormecida. Tiro de gracia. Ficciones breves es un compendio de retratos humanos, mayoritariamente mexicanos, aunque latinoamericanos o europeos no escapan del escalpelo de este poeta que lo mismo traduce, promueve la acción cultural, ejerce el periodismo o se inmiscuye con sus ensayos en los vericuetos culturales del siglo XIX mexicano. Dichos oficios le han otorgado el dominio de la palabra, la técnica, el estilo, el tono y, sobre todo, la posibilidad de conceder a sus lectores la epifanía que los consuele ante la barbarie de nuestro tiempo.

 

Javier Perucho 

 

Marco Antonio Campos, Tiro de gracia. Ficciones breves, Granada, Valparaíso Ediciones, 2024, 103 pp. 

 

martes, 2 de marzo de 2021

EN VÍSPERAS DEL CENTENARIO, HOMENAJE A MONTERROSO



Desde este link, pueden descargar la antología de manera gratuita y completa: 

https://quarksedicionesdigitales.wordpress.com/libros-publicados/